A UN AÑO DEL PRIMER FAN

Había una vez un cortometraje chileno sobre un oso. Había ganado premios en todo el mundo, pero en Chile casi no se conocía. Un día, de entre 5.000 niños que participaron en un festival local, alrededor de 500 tuvieron la oportunidad de ver la película en distintas exhibiciones. Poco tiempo después, la película ganó el primer Oscar de la historia de Chile.

Esa última parte ya la conocías. Volvamos al festival. La historia no termina ahí. No va ni por la mitad. Da un giro inesperado: la película del oso no ganó el festival local…

¿Pero cómo? ¿El cuento de la Gabriela Mistral y el Nobel todo de nuevo? ¿El pago de Chile? ¿¿Otra vez??

NADA DE ESO.

Lo que pasa es que el festival tiene distintas categorías, y en la categoría Mejor Cortometraje el jurado son los niños. Y los niños eligieron ganador a Cuerdas, una producción española que los más entendidos calificarán por debajo técnicamente de Historia de un Oso. Pero Cuerdas tocó la sensibilidad de los niños chilenos como ningún otro participante de la categoría y, si tú no la has visto todavía, seguro toca la tuya también.

Esto es FAN Chile. Una ventana hacia las producciones infantiles nacionales y extranjeras que brillan por su técnica y contenido. Y, al mismo tiempo, una puerta hacia el alma de nuestros niños, que no saben menos: saben diferente. Y necesitamos enseñarles tanto como escucharlos.

Mario Cuche

Coordinador FAN Chile

 

EL COMPROMISO DE FAN CHILE

Felices, nos preparamos para la segunda edición de FAN Chile contemplando un panorama un poco más alentador para las producciones infantiles nacionales, con la convicción de haber aportado al proceso.

Lo de “un poco” no es pesimismo ni apocamiento, sólo una justa definición de la realidad: en Chile se sigue estando muy al debe en el fomento a la producción audiovisual infantil. Hay algunas luces que deberían motivar a autoridades y empresas privadas a mejorar esto, como los reconocimientos que se llevaron Punk Robot Studio en los Oscar y Zumbástico Studios en los premios India Catalina de Colombia, por ejemplo.

Pero el potencial de hacer cosas de primer nivel en Chile existe desde hace rato. En lo que se ha avanzado, creemos, es en la visibilización y toma de conciencia sobre la importancia de darle más cabida a las producciones audiovisuales infantiles, y en entender que ese proceso involucra aspectos que van mucho más allá de lo que se ve en la tele o en el computador.

Por eso queremos comenzar la convocatoria para este festival reafirmando el objetivo de FAN Chile: El compromiso de este evento es con el fomento de una mejor educación, un mejor desarrollo de la relación entre madres, padres e hij@s, un mirar a los niños de nuestro país que quieren ver y decir, que quieren expresarse, que quieren compartir en mundos cotidianos y en los virtuales también.

El Oscar a Historia de un Oso es un hito, pero tiene que ser más que eso y llevarnos a la reflexión. Es claro que detrás de su clave infantil, un cortometraje como ese está dirigido a toda la familia. Y ese es justamente el valor que hay que entender de las producciones infantiles: una buena producción audiovisual infantil que entretiene, moviliza, enseña, propone, no está hecha sólo para niños; es para la familia.

Y familia somos todos.

Bienvenidos,

Familia FAN Chile.